sábado, 21 de marzo de 2009

EL REY LEÓN

Articulo de Publico.es que resume muy bien la vida de esta leyenda del fútbol, con un final amargo. Fue el icono de los noventa, de una época que no se parece a la de ahora en el Athletic. Eran otros tiempos y otros futbolistas: Alkiza, Urzaiz, Larrainzar, Urrutia o Etxeberria, que todavía queda. Pero nadie tenía la propaganda de Julen Guerrero, que a los 20 años publicó su propia biografía, un gran éxito editorial. Era una época en la que los más atrevidos se peinaban como él y en Vizcaya proliferaban las camisetas del número 8. Y encima aquel era un Athletic muy competitivo, que podía ganar en cualquier parte. La temporada 98-99 llegó a la Liga de Campeones. Hoy, queda la nostalgia del tiempo pasado, aunque Julen no participa de ese debate. "No me gusta mirar atrás dice, máxime cuando por delante hay un futuro en el que quedan tantas cosas por hacer". Julen vive ahora en Marbella lo que no es un retiro dorado. Allí ha montado su primera escuela de fútbol en San Pedro de Alcántara. Y muestra un discurso apasionado. "Creo que enseñar es tan gratificante como aprender, porque me traslada a los años en los que yo empezaba". Fue en el año 1992 cuando Heynckes le hizo debutar en el Athletic. Desde entonces, ha pasado media vida. Aunque parezca mentira, Julen también se hace mayor. El miércoles, cumplió 35 años, lo que viéndole, no se diría. Conserva ese perfil de eterno adolescente tanto en lo físico como en la mirada. Hay una razón: no hay día en el que no haga deporte. "Yo creo que ahora entreno más que de futbolista. Salgo a correr, juego al pádel y no he dejado de practicar el fútbol". Ahora se prepara para la Liga indoor de veteranos que empezará este mes y que orienta el desafío. "Sigo viviendo el fútbol con la misma pasión". La vida, sin embargo, ya no es la misma. Julen es padre de familia y los domingos casi nunca está en las tribunas de San Mames. La distancia lo hace imposible, "pero puedo asegurar que no me pierdo ningún partido del Athletic". Y ahí reaparece el cariño que jamás se marchita.

De héroe a villano

Fueron 430 partidos y 116 goles en 14 temporadas con ese uniforme con el que un día se comprometió para casi toda la vida. Pero el año pasado, cuando entrenaba al juvenil, salió de forma conflictiva. Hoy, no le merece la pena recordar. Julen es futuro, no pasado. Por eso se motiva al preguntarle si algún día entrenará al Athletic. "Para cualquiera de los que amamos ese club, sería un honor". Y analiza el presente con conocimiento de causa. "Yo veo al Athletic como un conjunto bien armado, al que es muy difícil ganar". Se habla entonces del carácter de Caparrós. A Julen, a veces, se le pidió más carácter, la palabra decisiva o el mensaje a tiempo. El no está de acuerdo: "En cualquier deporte, si no tienes carácter, es muy difícil conseguir algo". Hay quien compara levemente a Susaeta con él. "La gente tiene libertad para opinar", dice. En realidad, Julen fue un líder de masas. Apareció desde lo natural. Los goles de Guerrero mejoraban los domingos. Hoy se echan tanto de menos que no hay comparación posible. A la hinchada le hubiese gustado ver al Llorente de ahora junto al Guerrero de entonces. Quizá hubiesen sido como Dani y Sarabia en el Athletic de los ochenta, con un porte más moderno, pero eso queda para la imaginación. Hay que conformarse con lo que hay, con una mala clasificación que Julen juzga con educación. "Cada época es diferente y ahora se ha complicado más todo. Si quitamos a cinco o seis equipos, el resto está muy igualado". Sale entonces el juicio crítico de Julen, que ejerce la carrera de periodismo. Tiene un blog en Eurosport, donde ya es un reputado articulista. Sobre todo, incide en lo que es el fútbol de hoy en día y en sus diferencias con el pasado. "La distancia entre estar bien o mal se reduce a pequeños detalles". La idea, que profesa para el día en el que ocupe un banquillo, está clara: "Sé que tendré jugadores para compaginar el orden con el talento. Si uno es capaz de manejar ambas cosas, construye un buen equipo, seguro". Pero eso queda para otra etapa. Hoy, Guerrero vive entre niños en el Sur, a los que educa para jugar al fútbol. Y esa vida también saca lo mejor de él.

Los Iluminados en pleno se han negado a votar, se han levantado todos juntos y con lágrimas en los ojos, le han aplaudido a rabiar durante minutos, Cantona le a dedicado unas palabras en su honor sencillamente preciosas:

Cuenta la canción convertida en leyenda,

que una joven estrella, jarrillero para mas señas

poso su noble corazón de guerrero, en el arco de San mames,

su habitad la selva del área, su melena de neón bilbaíno

y su imagen la de un campeón, como no hubo otro cualquiera.

Julen Guerrero, en el Club de los Iluminados, seras el rey que mereces ser, y tendrás el respeto de todos nosotros, ¡león Iluminado!

video video

3 comentarios:

Jony dijo...

Otro clásico. La verdad es que subió tan rápido al estrellato como bajó de él.

Es una pena todo lo que le pasó, creo que el fútbol le debe tiempo a Julen.

El Fumador dijo...

Tienes razón,mucha gente fue injusta con el,no lo conozco pero parece una buena persona, ¡saludos!

Nokenicus dijo...

Hola, pasando a saludar y tambien para invitarte a que pases y veas mi blog a ver si encuentras algo de tu agrado y si te gusta intercambiemos enlaces, una suerte de fucionar dendritas o algo asi diria yo,je.
Saludos y hasta la proxima.