miércoles, 25 de febrero de 2009

EL GRITO

Calvo total, ojos como platos, un dedo amenazador te apunta por todo el campo, te esta vigilando sabes que no puedes pasarte de la raya, su respiración intimida a todos los futbolistas, moja con sus labios el silbato plateado,resuena contundentemente, saca dos tarjetas, esta delante tuyo, pero no quieres mirarle a los ojos, sabes lo que has hecho, toquetea su tarjeta roja y te la enseña con un gesto contundente, bajas la cabeza y abandonas el campo, te sientes aliviado por seguir con vida, te alejas de la bestia, respiras y miras a tu niña en el publico, una sonrisa se dibuja en tu cara, has perdido el partido, pero has ganado una vida.
Pierluigi Collina, nunca un arbitro había desprendido tanta luz, una autentica celebridad en el Calcio Italiano, y en el mundo fútbol en general, su look su manera de arbitrar, revoluciono el arbitraje, rápidamente se convirtió en un símbolo mediático.
Los futbolistas le temían y respetaban sus decisiones, se movía por el campo con una soltura y una visión de juego a la altura de elegidos, A los 26 años sufrió una alopecia que le dejó completamente calvo. Con una trayectoria profesional de 28 años, 15 de ellos al máximo nivel internacional, El ex árbitro italiano fue el primero al que le consintieron un acuerdo publicitario con su trabajo en el césped, lo que le costó a la larga, según muchos expertos, su puesto.
Opel, el patrocinador de la camiseta del Milán, acordó pagarle un millón de euros. La Federación italiana le vetó en la Serie A y fue descendido a la B. No obstante, a Collina no se le cayeron los anillos por ello, pero un problema por contratos de publicidad firmados por él con empresas que eran sponsors de distintos clubes italianos le obligaron a presentar su dimisión. "Al final, hemos perdido todos", dijo al marcharse y es que su retirada no sólo le afectó a él; también perdieron el arbitraje, los jugadores, los clubes y los aficionados.
En su momento, el entonces presidente de la Asociación Italiana de Árbitros, Tullio Lanese, le calificó de "patrimonio mundial", todo un lujo. Con su retirada, el mundo del deporte perdió un icono, pero lo ganó el de la empresa y la economía. Actualmente tiene 46 años y ejerce como consultor financiero. En 2003 escribió Mis reglas del juego. Lo que el fútbol me ha enseñado en la vida. El libro trata sobre la importancia que se debe dar a las reglas, como uno de los valores básicos. En su opinión, lo que un empresario y un árbitro tienen en común es "la toma de decisiones y el liderazgo". Para el italiano, la clave para ganarse el respeto de todos, en cualquier ámbito, es "la preparación para obtener el éxito en cualquier situación o actividad, tanto en el deporte como en la vida.
Se abren las puertas del Club de los Iluminados para Pierluigi Collina, mucho mas que un arbitro, todo un simbolo del gremio, se pueden preparar nuestros compañeros, todas las mañanas los cereales a golpe de silbato, pobre Gazza.

5 comentarios:

stbz-detritus dijo...

era la leche este hombre

Jony dijo...

Este es otro crack. Para mi es el mejor colegiado que a parido el fútbol.

Era muy peculiar, pero tambien muy riguroso y pocas veces se equivocaba.

La voz del hincha Mirasol dijo...

OLA
SOMOS DE LA VOZ DEL HINCHA MIRASOL Y QUERIAMOS UN INTERCAMBIO DE LINK YA QUE NOS GUSTO TU BLOG DESDE YA GRACIAS Y ESPERAMOS TU RESPUESTA

WWW.LAVOZDELHINCHAMIRASOL.BLOGSPOT.COM

Capitán (tan) Argento dijo...

me encanta la música que pusiste! ILUMINA!

El Fumador dijo...

Muchas gracias Capitán, es la musika que escuchan los iluminados y que invade todos los rincones del club, cada cancion es de un iluminado distinto, iremos kanviandolas,espero ke te gusten krak :-) saludos a todos por los comentarios!